miércoles, 14 de diciembre de 2011

Europa League: Udinese-Celtic, final en diciembre

friuliMañana el Celtic se juega su destino en competiciones europeas y el seguir disputando la Europa League más allá de las navidades. Al Udinese, actual líder de la Serie A, le basta con un empate para acceder a los 1/16 de final de la competición, pero a los de Neil Lennon solo les vale ganar por primera vez en la historia del club en Italia. Duro compromiso, ilusión intacta.

Para lograr semejante machada, Lennon ya ha avisado que alineará un once titular ofensivo y atrevido. Ledley, Matthews, Loovens y Commons son bajas confirmadas para el encuentro. En la defensa, es bastante probable que se apueste por utilizar a Kelvin Wilson, recién salido de una lesión, para acompañar a Majstorovic en el centro de la zaga. Mulgrew debería ocupar el lateral zurdo y Cha, el diestro. La buena noticia es que Emilio Izaguirre viaja con el equipo, pero todavía no está preparado para jugar.

Victor Wanyama es innegociable en el medio del campo si no se le baja a posiciones defensivas y podrá demostrar de nuevo esa escalada que inició precisamente en el partido ante el Udinese en Celtic Park. Como a los italianos les gusta jugar el balón, Ki debería ser fundamental para poder crear peligro en esas posiciones junto a Kayal. Forrest ocupará una de las dos bandas y Stokes, Hooper y Samaras deberían luchar por dos huecos.

La receta para vencer en Fruili se basará en no cometer errores graves en defensa, aguantar los primeros 30 minutos de partido sin encajar gol, mover mucho mejor la pelota que el sábado pasado y aprovechar las ocasiones a balón parado.

Más dudas respecto a la alineación hay en el equipo italiano, porque Francesco Guidolin no sabe si colocar a Di Natale en la delantera o descansarle para empresas “más difíciles” en la exigente liga italiana. “La decisión la tomará el entrenador. Nosotros daremos lo máximo porque nos estamos jugando el sacrifio que hicimos la temporada pasada por llegar a Europa”, afirmó el delantero del Udinese.

“Es una tarea difícil pero sabemos lo que tenemos que hacer. Ganar aquí es un gran incentivo para nosotros y tenemos muchas ganas. Cada partido europeo que hemos jugado ha mostrado una progresión evidente, somos un equipo (Celtic) joven que está creciendo todo el tiempo”, explicó Lennon en rueda de prensa.

A priori, solo son tres puntos. Pero el Celtic no logra una victoria fuera de casa desde que, en agosto de 2009, el entonces conjunto de Tony Mowbray ganó en Rusia 0-2, remontando una eliminatoria previa de Champions League ante el Dynamo de Moscú. Ha llovido desde entonces, pero un par de jugadores (Samaras y Brown) permanecen en el equipo que jugó aquel día.

“Probablemente sea favorito el Udinese, pero creo que hay expectación por parte de nuestros seguidores de sacar un resultado favorable. Que estemos vivos de cara al último partido del grupo es gracias a los jugadores y que quede claro que nos dejaremos todo mañana”, sentenció el entrenador del Celtic.

A creer. Mañana toca tener fe, sufrir e intentar dar un vuelco a la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada